Estructura y funciones del riñón

ESTRUCTURA EXTERNA

El riñón tiene la forma de una habichuela, cuyo hilio está orientado medialmente. Su consistencia es firme y su coloración rojo violácea en el ser vivo. Se describen dos caras, dos bordes y dos extremidades (polos).

  • Cara anterior. Mira hacia adelante y algo afuera. Ligeramente abombada, tersa y lisa, está cubierta en la mayor parte de su extensión por el peritoneo.

En el riñón derecho se relaciona con la cara inferior del hígado, parte terminal del colon ascendente y inicial del transverso, segunda porción del duodeno y  con la vena cava inferior. En el riñón izquierdo se relaciona sucesivamente, de arriba abajo: con la cola del páncreas, tuberosidad mayor del estómago, porción terminal del colón transverso y superior del colón descendente.

  • Cara posterior. Mira hacia atrás y adentro. Casi plana, corresponde por su parte media a duodécima costilla, por debajo esta en relación con el músculo cuadrado de los lomos y el transverso del abdomen, y por encima de la duodécima costilla se relaciona con el diafragma.

RIÑON

Dos bordes:

  • Borde externo. Convexo, regularmente redondeado, rebasa algo en su parte inferior el borde externo del cuadrado de los lomos. Está en relación a la derecha, con el hígado, y a la izquierda con el bazo y colon descendente.
  • Borde interno. El borde interno descansa sobre el psoas. Saliente por arriba y por abajo, presenta en su parte media una fuerte escotadura, con hendidura longitudinal, que constituye el hilio del riñón.

Dos extremidades:

  • Extremidad superior. La extremidad superior es redondeada y ancha, está en relación con la cara interna de la undécima costilla; está coronada por la cápsula renal.
  • Extremidad inferior. Es más alargada y más vertical. Descansa sobre el psoas y el cuadrado de los lomos. Está en relación ordinariamente con in plano horizontal que pasa por la apófisis transversa de la tercera vértebra lumbar.

ESTRUCTURA INTERNA:

En un corte frontal del riñón observamos dos elementos bien diferenciados: una cavidad llamada seno renal, cuyo orificio es el hilio renal y el tejido llamado parénquima renal, que a su vez presenta dos zonas de distinto aspecto y coloración: la corteza renal lisa y rojiza, en la periferia y la médula renal de color marrón, situada entre la corteza y el seno renal.

El parénquima renal es la parte del riñón que asegura sus funciones, está constituido por las nefronas, cada una con una porción en la corteza y otra en la medula renal.

  • La corteza renal es la zona del parénquima situada inmediatamente por debajo de la cápsula fibrosa, tiene un aspecto liso, rojizo y un espesor aproximado de 1cm., se prolonga entre las pirámides formando las columnas de Bertin. En la corteza y las columnas se disponen los corpúsculos renales y los conductos contorneados de las nefronas (ver las nefronas), además de los vasos sanguíneos más finos.
  • La médula renal está compuesta de 8 a 18 de estas subdivisiones cónicas. La amplia base de cada pirámide hace frente a la corteza renal, y su ápice, o papila, apunta internamente, descargando en el cáliz menor (que a modo de embudo confluye en la pelvis renal). Las pirámides parecen rayadas porque están formadas por segmentos paralelos rectos de túbulos renales.

El seno renal es la cavidad del riñón que se forma a continuación del hilio renal, contiene las arterias y venas renales segmentarias e interlobulares, los ramos nerviosos principales del plexo renal y las vías urinarias intrarrenales: los cálices renales menores y mayores y la pelvis renal, todos ellos rodeados de tejido graso que contribuye a inmovilizar dichas estructuras.

Los cálices marcan el comienzo de la vía excretora del riñón

a)    Cálices renales menores: se insertan alrededor de cada papila. Son pequeños conductos membranosos que se abren en los cálices renales mayores.

b)    Cálices renales mayores: su número varía de 2 a 5. A menudo hay tres: superior, medio e inferior, situados en el mismo plano verticontransversal:

  • Cáliz superior: oblicuo abajo y medialmente.
  • Cáliz medio: es el más variable; transversa medialmente y algo descendente.
  • Cáliz inferior: transversa medialmente y algo descendente.

La pelvis renal tiene forma de un embudo aplastado de adelante hacia atrás, orientado abajo y medialmente:

  • Fondo: se apoya en la abertura de los cálices mayores.
  • Borde superomedial: es convexo, oblicuo abajo y medialmente
  • Borde inferolateral: es casi horizontal

La pelvis renal termina abajo y en dirección medial, lateral al seno renal, por el cuello, el que marca la unión pieloureteral. La cara posterior de la pelvis renal está más alejada de los bordes del hilio renal que de su cara anterior; es pues más accesible.

La forma de los cálices y de la pelvis renal, conjunto pielocalicial, es muy variable; existen pelvis renales muy voluminosas, los cálices mayores son entonces muy cortos o faltan.

corterenal

 TOPOGRAFÍA DEL RIÑÓN

Los riñones están situados en las fosas lumbares, a los lados de la 12º vertebra torácica y de las dos primeras vértebras lumbares, detrás del peritoneo. El hilio del riñón y la pelvis renal corresponden al espacio que separa la apófisis transversa de la 1º y de la 2º vértebras lumbares.

ORIENTACIÓN: el eje mayor del riñón es oblicuo abajo y lateralmente.

  • Las extremidades superiores están más próximas entre sí que las extremidades inferiores.
  • Sus caras están orientadas:
  • La lateral hacia adelante y lateralmente.
  • La medial hacia atrás y medialmente.

El riñón derecho esta algo más abajo que el izquierdo: la diferencia es de media vertebra.

FUNCIONES DEL RIÑÓN

  • Excretar los desechos mediante la orina.
  • Regular la homeostasis  del cuerpo.
  • Secretar hormonas: la eritropoyetina, la calicreína, la renina y la vitamina D (se transforma en calcitrol).
  • Regular el volumen de los fluidos extracelulares.
  • Regular la producción de la orina.
  • Participa en la reabsorción de electrolitos.
  • Regula la presión arterial.

Además de retirar los desechos, los riñones liberan tres  hormonas importantes:

  1. La eritropoyetina, que estimula la producción de glóbulos rojos, por la médula ósea roja.
  2. La renina, que regula la presión arterial Cuando el aparato yuxtaglomerular detecta que hay bajo flujo plasmático renal o hipoxia, los riñones liberan Renina para activar el sistema Renina-Angiotensina-Aldosterona que genera potentes vasoconstrictores periféricos que aumentan la presión arterial, garantizando, en teoría, un mayor flujo renal.
  3. La forma activa de la vitamina D, que ayuda a mantener el calcio para los huesos y para el equilibrio químico normal en el cuerpo.

VÍA EXCRETORA

  1. I.    FORMACIÓN DE LA ORINA.

La formación de la orina pasa por tres etapas fundamentales:

(1)La filtración glomerular.

(2)La reabsorción tubular.

(3)La secreción tubular.

La mayor parte de substancias excretadas, es decir las que se encuentran en la orina definitiva, pasan por las dos primeras.

1)  LA FILTRACIÓN GLOMERULAR

  • · Es un proceso físico que se produce en los 2 500 000 corpúsculos renales.
  •  La filtración glomerular es la etapa inicial en la formación de la orina.
  •  Consiste en el paso de parte del plasma sanguíneo que circula por los capilares glomerulares del riñón, hacia el espacio capsular de Bowman.
  •  Se atraviesa: la membrana de filtración, ésta es un filtro complejo formado por tres estructuras: la membrana basal y el endotelio fenestrado, ambos, constituyentes de los capilares glomerulares y la capa de podocitos, propia de la pared visceral de la cápsula de Bowman, que los rodea.
  •  Los podocitos son células epiteliales muy modificadas con largas prolongaciones citoplasmáticas llamadas pedicelos.
  • Los elementos formes de la sangre (hematíes leucocitos y plaquetas) así como las proteínas plasmáticas no pueden atravesar la membrana de filtración, de ahí que el filtrado, orina primitiva u orina inicial que se recoge en el espacio de Bowman tenga una composición similar a la del plasma, excepto en lo que concierne a las proteínas.

000229870

2)  LA REABSORCIÓN TUBULAR

  • La reabsorción tubular es el retorno de gran parte del filtrado al torrente sanguíneo: las sustancias imprescindibles para el cuerpo como el agua, la glucosa, los aminoácidos, vitaminas, parte de la urea, los iones Na+, K+, Ca2+, Cl-, HCO3 – (bicarbonato), HPO4 2- (fosfato) abandonan los túbulos de las nefronas e ingresan en los capilares peritubulares, atravesando las paredes de ambas estructuras.
  •  El motor de la reabsorción tubular de gran parte del filtrado es el continuo funcionamiento de las bombas de Sodio/potasio (ATPasa de Na+/K+) ubicadas en la cara basal de las células tubulares.
  •  Estos dispositivos moleculares consumen energía en forma de ATP para poder transportar ambos iones en contra de su gradiente de concentración (transporte activo).
  •  Las bombas de Na+/K+ crean un flujo de sodio desde el filtrado hacia los capilares que directa o indirectamente propicia la reabsorción de todo lo demás.
  • La reabsorción del 99% del filtrado sucede a todo lo largo del túbulo renal especialmente en el segmento contorneado proximal (un 80% aprox.) mientras que el ajuste preciso del volumen y composición de orina definitiva se efectúa en el túbulo contorneado distal y colector.

cd

 

3)  SECRECIÓN TUBULAR

  • La secreción tubular es la transferencia de materiales desde la sangre de los capilares peritubulares y de las células de los túbulos renales hasta el líquido tubular, con el objetivo de regular la tasa de dichas sustancias en el torrente sanguíneo y de eliminar desechos del cuerpo.

Las principales substancias secretadas son H+, K+, NH4 + (iones amonio), creatinina y ciertos fármacos como la penicilina.

 

form-orina

Escribe un comentario en Estructura y funciones del riñón

  1. Frandurge javi amala paz, comentó hace 1 año:

    En mi pais nicaragua la poblacion carece de este tipo de informacion, estan buenos los temas para compartirlos en familia.

  2. juan, comentó hace 9 meses:

    Muy buena información sobre el riñon

  3. marta, comentó hace 3 meses:

    muy bn estas respuestas